Collages

 

Collages creados por Guillermo Altadill

El lado artístico de una competición deportiva donde se utiliza la técnica, la investigación y el desarrollo técnico más avanzados no es fácil de encontrar. Si además estás inmerso en ella, con entrenos diarios, es aún más difícil.

Cada parte del barco, por pequeña que ésta sea, tiene un desarrollo y un seguimiento exhaustivo. Se diseña y se concibe para un fin preciso y para un tiempo limitado, nada más lejos de la creación artística, que se basa en parámetros opuestos.

Un día me fijé en el tejido de un foque y la luz del sol pasando a través de él y decidí convertir la imagen real en un cuadro, utilizando el mismo tejido de un foque que había cumplido con sus horas de uso.

El tejido de las velas está compuesto, entre otros materiales, por kevlar, mylar, carbono, etc. siendo todos ellos materiales no biodegradables e imposible de reciclar. “

 

GUILLERMO ALTADILL, Diciembre 2006

Vicens Forner, Escultor y fotógrafo:

“Un libro forrado de piel de caballo, un bolso de piel de toro no tienen ningún valor. Claro, no es lo mismo, si la piel del libro perteneció al caballo de Atila, o la piel del bolso lo fue del Miura que acabó con la vida del torero Manolete.

Los cuadros de Guillermo Altadill no sólo son arte. Los materiales empleados, mylard, kevlar, carbono tienen vida propia, no se han elegido al azar. Forman parte de su vida cotidiana. Guillermo ha sabido combinar estos materiales irreciclables, indestructibles con ese arte heredado de su padre, también escultor y pintor.

Escogiéndolos cuidadosamente sin mezclarlos. Vela mayor, foques, spinnakers, drizas, escotas, han sido testigos de todas las travesías y regatas que ha realizado a lo largo de toda su vida: Récords de Vuelta al Mundo, The Race, Volvo Ocean Race, America’s Cup, etc. Pocas obras de arte nos pueden ofrecer, además de buena combinación de formas y colorido, el calor, el frío y el olor de todos los mares del mundo.”